Ursulinas de la Unión Canadiense
URSULINAS DE LA UNIÓN CANADIENSE
Casa provincal de las Ursulinas - Calle Bayovar 220, Salamanca - Lima Perú - vocosu@ursucperu.org Todos los derechos 2017
CONOCER NUESTRA ESPIRITUALIDAD
ESPOSA Y MADRE
Angela   vive   una   espiritualidad   de   alianza.   El   amor,   que   extrae   de   Dios Padre,    Hijo    y    Espíritu,    se    expresa    en    su    relación    de    esposa    de Jesucristo.   Él   le   inspira   caminos   de   comunión,   como   una   verdadera madre, que se traducen engestos de amor que libera. Ángela   que   nos   habla   a   partir   de   su   corazón,   nos   invita   a   encarnar   el amor que nos habita en todas nuestras relaciones.
Al   igual   que   Ángela   y   María   de   la   Encarnación,   la   Ursulina está animada por la certeza de ser esposa de Jesucristo. Su   alianza   con   Cristo   invita   a   la   Ursulina   a   crear   entre ellas   relaciones   verdaderas   y   armoniosas   en   la   libertad   del corazón.
La   calidad   de   su   acogida   testimonia   la   ternura   de   Dios. Su    ternura    y    su    atención    a    las    personas    lo    llevan    a desear el crecimiento de la vida a través de la comunión.
Somos mujeres seducidas por un gran Amor, el de Jesucristo. Hijas de Ángela Merici, somos del linaje de María de la Encarnación. Siguiéndolas, realizamos poco a poco que nuestros compromisos a la pobreza, a la obediencia y a la castidad son la realidad de un corazón entregado al Amor de Dios. Fieles al espíritu de sus fundadoras, las Ursulinas reunidas por JESUCRISTO, tratan de vivir la VERDADERA FRATERNIDAD, en el compartir, el apoyo mutuo, la necesidad de rezar juntas y de revisar lealmente su vida a la luz el evangelio. (Constituciones, 39)
Cada   congregación   religiosa   posee   una   manera   original   de   acudir   a   Dios   según el   carisma   de   su   fundadora.   La   espiritualidad   es   el   elemento   esencial   que   nos hace vivir, asegura la unidad de la persona y emana de todo su ser. ¿Desean   conocer   lo   que   nos   da   soplo   a   lo   cotidiano?   Expresar   en   palabras   lo que nos hace vivir, compete del desafío. María   de   la   Encarnación   decía   que   “estos   tipos   de   favor   se   deben   sentir   y experimentar y no escribirlas”